Iñigo Segrelles, socio del despacho, publica este interesante artículo en Confilegal

El lector se habrá percatado de la contradicción que el título de este artículo encierra: requerir documentación a un imputado (“investigado”, en el equívoco y vigente término de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que, como digo una y otra vez, hay que cambiar).”

Lee el artículo completo aquí